,

Taum paj nrog nqaij npua thiab qe

Taum paj nrog nqaij npua thiab qe
Los guisantes con jamón son un clásico. Una fantástica manera de comer esta legumbre (a la que muchos consideran erróneamente hortaliza) es combinándolos con nuestro producto estrella, el jamón serrano. El guisante es el pobre desconocido de las legumbres, y esconde muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, entre las que destacan la regulación de los niveles de azúcar en sangre y el elevado número de antioxidantes que contienen.
 
Tiempo de elaboración: 15 feeb
Nyuaj: Fácil
 
Cov khoom xyaw (Rau 4 Neeg)
  • 500 gr de guisantes ultracongelados (lo ideal serían frescos, pero su temporada es corta y su coste elevado)
  • 1 cebolleta
  • 2 lonchas gruesas de jamón serrano o un paquete de jamón en taquitos
  • 4 qe
  • Ntsev
  • txiv roj roj
Kev loj hlob
En una sartén o en una cazuela, echamos una ligera base de aceite de oliva. Cortamos la cebolleta lo mas fina que podamos y la ponemos a pochar. Añadimos el jamón en taquitos y echamos los guisantes previamente refrescados en agua.

Tapamos la sartén con una tapa y dejamos cocer unos cinco minutos. Les echamos la pizquita de sal. Removemos bien. Retiramos del fuego.

Servimos en los platos y acompañamos con huevo. El huevo puede ser cocido, frito o poché.


Trucos
  • Existe otra versión consistente en cocer los guisantes unos cinco minutos desde que el agua empieza a hervir y después simplemente rehogarlos.
  • También se puede batir un par de huevos y vertirlos sobre los guisantes con jamón, quedando una especie de revuelto.

0 kev

Cia ib saib

Koj puas xav mus koom cov kev sib tham?
Thov pab

Tawm tus teb

Qhov no siv Akismet los txo spam. Kawm tau li cas koj cov ntaub ntawv lus puab le.