Carrillada de ternera en su jugo

Carrillada de ternera en su jugo

Aunque nunca han tenido muy buena acogida, la carrillada es una carne muy sabrosa, tierna y excelente para cocinar. Aunque admite muchas variantes, esta es muy sencilla, rápida y seguro que gustará a todos. El tiempo de cocción variará según la calidad de la carne. Se puede acompañar por unas verduras u hortalizas, la coliflor y el brócoli, quedan especialmente bien. Unas patatas ligeras al horno, también.

Carrillada de ternera en su jugo
Imprimir
Ingredientes
  1. Una carrillada de cerdo grande o una y media pequeñas.
  2. Sal ajo y perejil
  3. Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  4. Una cebolla de tamaño medio
  5. Seis zanahorias
  6. Un tomate grande
  7. Whiskey, o vino blanco

Instrucciones
  1. Debemos empezar por limpiar bien las carrilladas, debemos de tener especial cuidado en retirar el pellejo que las recubre, que no suele quedar muy estético cuando queramos presentarlo.
  2. En un recipiente de cristal, depositamos nuestras carrilladas y añadimos el aceite en abundancia, los ajos, el perejil y la sal. Los ajos podemos saltearlos y luego cortarlos muy finos, o directamente rallarlos. Lo dejamos reposar toda la noche en el frigorífico.
  3. Al día siguiente, tomamos la carne y en una olla, la rehogamos en el mismo jugo, a fuego lento. Las mantenemos ahí hasta que empiecen a dorarse.
  4. Cuando adquieran un ligero color, cortamos el tomate en taquitos, la cebolla muy fina y la echamos a la olla. Tapamos y dejamos el fuego muy, muy bajo. Debe hacerse lo más despacio posible.
  5. Pasados unos cuarenta minutos, añadimos el whiskey o el vino, también podemos probar con un Jerez o un Pedro Ximénez. Añadiremos primero poco a poco, administrando en lo posible la cantidad para que no quede el plato innecesariamente encharcado.
  6. Pasados unos diez minutos, debemos añadir las zanahorias, cortadas muy finas. Mientras más finas, mejor, pues será mas fácil que queden en su punto.
  7. Dejamos hacer en torno a una hora, u hora y media más. Iremos probando con un tenedor durante toda la cocción, para ir comprobando el estado de la carne.
  8. También podemos introducir en el mismo momento en el que introducimos las zanahorias, las patatas. Las cuales, pueden ir previamente asadas, para que los comensales no las encuentren excesivamente duras.
  9. Una vez hecha la cocción, sacamos las hortalizas y todo lo que acompaña a la carne y trituramos. Esto formará una salsa que acompañará a la carne. Podemos dejar unas patatas enteras o unas zanahorias sin triturar para decorar el plato.
  10. Y…¡buen provecho!
Recetas de cocina faciles http://recetasdecocinafaciles.net/


Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *